Luz Cálida vs Luz Fría

En muchas ocasiones has oído hablar de luz cálida y luz fría, pero aún desconoces sus aplicaciones? Hoy ha llegado el día de solucionarlo!

Descubre de una vez por todas en nuestro post, todas las diferencias entre la luz cálida y la luz fría, así como las ventajas y desventajas que nos ofrecen cada una de ellas.

Sin entrar en muchos términos técnicos, la diferencia entre estas reside en la temperatura de color, que toma como unidad de medición el grado Kelvin – °K. Cuando más baja es la temperatura más cálida es la luz (naranja/rojiza) y cuando más elevada más fría será (blanca/azulada).

De manera generalizada podemos acotar la luz cálida que habitualmente utilizamos en nuestros espacios como la comprendida entre los 1.000°K (Luz de Vela) y los 3.500°K (Bombilla Halógena) y la luz fría más habitual entre los 5.000°K y los 7.000°K.

Siempre cabe considerar un pequeño espacio comprendido entre los 3.500°K y los 5.000°K, llamado luz neutra, pero no entraremos en tantos detalles.

Dónde y porqué debemos utilizar cada una de ellas?

La luz cálida se utiliza en espacios donde los aspectos más importantes son el confort y la comodidad. Es por ello, que algunos de los espacios más propicios sean las salas de estar, los dormitorios, jardines exteriores, terrazas o restaurantes. Este tipo de luz nos incita a la relajación y a sentirnos realmente cómodos con el ambiente, además ayuda a resaltar detalles arquitectónicos, de diseño o en general decorativos, ya que posee la cualidad de enfatizar relieves, texturas y colores. En contraposición este tipo de luz puede ocasionar fatiga visual cuando la empleamos en sitios destinados a actividades de precisión.

La luz fría es de por si estimulante, es muy importante utilizarla en espacios donde la atención y el rendimiento son los aspectos primordiales del espacio a iluminar. Es por ello, que los espacios propicios para utilizar este tipo de luz sean de manera generalizada los lugares de trabajo tales como talleres, naves industriales, centros comerciales, cocinas y oficinas. En contraposición, este tipo de luz no diferencia relieves dando un aspecto visual plano, sin detalles y muy uniforme.

Como siempre no hay nada establecido y una buena combinación de luz cálida y fría en la misma estancia puede resultar espectacular, pero al menos esperamos que este pequeño post haya podido resolver algunas de las dudas más comunes y habituales a la hora de escoger la mejor iluminación para tu espacio.

No dudéis en contactar con nosotros si tenéis alguna duda al respecto y estaremos encantados de ayudaros: info@llavavintage.com

Deja un comentario